26 noviembre 2005

Cuvier tenía razón



E
n 1780 Cuvier propuso un modelo para explicar como podían volar y orientarse en completa oscuridad los murciélagos. Para entonces no se sabía nada de la capacidad de los murciélagos de emitir ultra sonidos, de modo que basó su teoría en que los murciélagos eran capaces de orientarse en la oscuridad en pleno vuelo mediante numerosos receptores táctiles situados en sus alas. Esta teoría perduró durante 150 años aproximadamente, hasta que se descubrió el mecanismo de orientación basado en el radar típico de los murciélagos.

No obstante, las investigaciones de John Zook y su equipo, de la Ohio University, han demostrado que dichos receptores táctiles son esenciales en el vuelo de los murciélagos, ya que son muy sensibles a los movimientos del aire. Se podría decir que, aparte del sonar, también usan el tacto para poder volar en la penumbra.

Ir a la noticia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Linkea este post:

Crear un enlace

<< Principal